domingo, 17 de septiembre de 2017

El tambucho de día

Hoy toca hablar de equipo, del kayak, y concretamente de nuestro amigo el tambucho de día. Antes de avanzar, comento que como en la mayoría de las entradas de este blog sobre equipamiento, hay enlaces a contenidos complementarios y explicativos, que no repito para no sobrecargar el texto. Los enlaces están marcados en letra color naranja.


Ya sea en travesías largas o en salidas de un día, el tambucho de día es el espacio de almacenaje más usado de nuestra embarcación y por ello debe ser seguro, seco y accesible en el agua en todo momento.

Hay que hacer la salvedad de que en mis kayaks no hay cuarto tambucho. De un tiempo a esta parte la mayoría de los kayaks de mar traen este pequeño tambucho accesorio delante de la bañera, y se llama así porque hasta su aparición lo normal era que los kayaks tuvieran solo tres: el de proa el de popa y el de día, detrás de la bañera.

Para mi, este cuarto tambucho no es una buena idea. Suele ser muy pequeño y por lo tanto con poca capacidad, además la cubierta está menos limpia y en algunos modelos hasta dificulta el uso de la carta e incluso el remolque de contacto en los rescates. Pero en mi opinión, lo peor de todo, es que sobresale bajo la cubierta, restando espacio en la bañera, por lo que dificulta los reembarques y el paleo con las rodillas juntas. Que es como suelo palear en aguas abiertas utilizando una técnica eficiente. Mi kayak está equipado con tabique a medida en vez de reposapiés, para ello.

Por lo anterior, mis kayaks no tienen ese cuarto tambucho. El Neutrón lo trae de serie, pero todos los kayaks de Fun Run son personalizables, y por eso, en el mío no está.

 
Ya hemos hablado bastante por aquí de las características de los kayaks que están bien diseñados, construidos o acastillados, por ejemplo, para ser seguros o cómodos.  Continuando pues con ello, tratamos hoy la utilidad y características de nuestro tambucho de día.

Lo primero, como todo buen tambucho es que sea estanco, claro. Por su situación, forma circular y pequeño diámetro este suele ser el tambucho mas seco de cualquier kayak.

 
Lo segundo, que sea accesible en el agua, como también he comentado al principio. Debe ser sencillo para nosotros abrirlo y cerrarlo incluso con mar movida, sin ayuda de nadie. Por ello, su situación habitual (pensando solo en los diestros/as) es cerca de la bañera y a la derecha.


Hay que acordarse cada vez que cerramos la tapa de dejar la solapa que usamos para abrirlo en la posición más cómoda para tirar de ella estando dentro del kayak.


Fundamental que la tapa tenga un cabo de seguridad, para no perderla en el agua en caso de que se nos caiga.


En travesías largas el kayak va bien cargadito, pero incluso en las más cortas, hay que llevar siempre algunas cosas en el tambucho de día. En mi caso: agua y comida por aquello de las pájaras, una buena chaqueta por si empeora el tiempo y el casco, por si nos metemos en líos. Además siempre llevo una red, que es perfecta para transportar ropa y equipo mojado (escurre y deja secar), o lo que sea.

  
Bueno creo que lo fundamental esta dicho, yo me quedaría con tres cosas:
  • Hay que practica a abrir y cerrar el tambucho en agua movida, es otra habilidad que debemos dominar.
  • Cuando te compres un casco, mira si entra en el tambucho de día de tu kayak. Si eres muy cabezón puede ser complicado..... por otro lado, la medida de la boca de este compartimento no está estandarizada y varía según la marca. 
  • No sirve de nada tener un tambucho accesible si pones las palas de repuesto fijada con las gomas encima, y no lo puedes abrir...
Pues nada, a navegar...

domingo, 10 de septiembre de 2017

Ya paso la concentración caletera 2017



Pues si, en la noche de ayer dimos por concluida nuestra concentración anual, tras una buena tarde de paleo y posterior socialización kayakera con abundantes viandas.

Este es un encuentro organizado,  con todos los permisos, autorizaciones y papeles en general al día.... no es fácil. Nuestra legislación no es precisamente facilitadora de las actividades deportivas en la mar.


62 palistas inscritos, de los cuales un número significativo de ellos dedicidieron no ir al agua. Lo cierto es que en nigún momento el viento bajo de los 20 nudos y había mar confusa ..... e interesante..!

El itinerario inicial fue bastante recortado.


Preparativos


Olitas desde el principio

 
Pleamar en una marea de coeficiente alto.


Había que mojarse un poco para embarcar...


Gente insospechada con "palos lijaos"....
 

Gente valiente


Al fondo el Campo del Sur


Todo tipo de kayaks, desde los british style, hasta los groelandeses, pasanto por plásticos, madera...



Pero si alguien se lo curró.....


No hubo demasiada oportunidad de obtener buenas imágenes


Las embarcaciones de apoyo ... trabajaron, aunque no demasiado.


Resultado, cansados y contentos.... algunos ..... más



Ya duchados/as y limpitos a la puesta del sol...


Justo a tiempo ...

u

Pequeño video resumen...

 

Este es el enlace a las fotos: https://photos.app.goo.gl/fWNBb01F6FcrWzEf2

 ...... nos vemos el año próximo.....!

lunes, 4 de septiembre de 2017

miércoles, 30 de agosto de 2017

Concentracion KDM La Caleta 2017 - Cádiz 9 Septiembre

Ya tenemos aquí la XIV edición de la clásica concentración de KDM en Cádiz.


Lugar de encuentro anual de kayakistas andaluces y cada vez de sitios más lejanos. Buen ambiente garantizado, con rutas según nivel y puesta de sol gaditana con buena comida y bebida abundante. 

Inscripciones abiertas hasta el 7 de Septiembre. Os esperamos!

domingo, 6 de agosto de 2017

La costa lucense

Tras Asturias, Galicia comienza hermosa con Lugo, con cuyo litoral se termina el Cantábrico, para dar paso a las aguas atlánticas.



El mar de fondo trae restos cerca de la costa, en este caso no había ningún animalito enredado, afortunadamente.



Al igual que Asturias, Lugo la recorrimos sin prisa, investigando todos los vericuetos de la costa siempre que fuera posible.



El Cantábrico nos ha tratado bien, pero es un mar bravo, hay que planificar las etapas con lógica y buen criterio.



No siempre ha sido fácil encontrar lugar de desembarque cómodo para hacer una parada, que nos asegurara llegar secos a tierra, pero siempre eran bellos y solitarios.


Para salir al agua lo habitual es esperar el paso de las series y entrar rápido ( la cubierta limpia de cosas que se puedan llevar las olas, con la excepción en mi caso de la gorra, que si la llevas puesta hay muchas papeletas de que te la arranque la ola si te rompe encima).


Los cabos más importantes están bien señalizados con su correspondiente faro.


Todos los puertos disponen de rampas de acceso libre y cómodo.



Las rías sorprenden por la enorme abundancia de cuevas, túneles y pasos interesantes. Aquí hay poca mar y podemos investigar a fondo.




Que sitio...


Vamos allá ...


Formaciones geológicas de lo más interesantes.




Muchas cuevas con entradas y salidas.






Final de etapa al atardecer..


Al día siguiente... continuamos...  mismo escenario, pero mañanero...!


Algunos días con lluvia y niebla.



El mar de leva siempre presente, junto a los acantilados generalmente hay un buen rebote.


Paso entre islas.








La costa lucense termina al fondo de la ría de O Vicedo. Pongo aquí algunas imágenes de la siguiente etapa porque incluye el final de esta ría y el paso del cabo más septentrional de la península, aunque ya es A Coruña. 


Sorprendentemente Estaca de Bares estaba tranquilo, todo un lujo. Generalmente siempre que sea posible es buena estrategia programar el paso de los cabos más expuestos al principio de la jornada, cuando las condiciones suelen ser mejores, estamos más descansados y tenemos mucho margen de tiempo.



A Coruña se muestra agreste desde el principio.


Hasta la próxima.