viernes, 29 de diciembre de 2017

N50

El desarrollo de una embarcación siempre es algo ilusionante.... y trabajoso! Es conocido el nivel de calidad de los kayaks de Fun Run, esto no es por casualidad. Hay mucha dedicación y amor por lo que se hace.


Antes de incluir en el catálogo un producto definitivo, este ha sido probado a fondo. Tras medio año en el agua con el Neutrón, puedo decir que este es un kayak que va a gustar mucho.

Este barco deriva directamente del Rocker 5.1., que a pesar de su eslora, por encima de los 5 metros es un barco para jugar y divertirse en recorridos costeros. Su importante arrufo y construcción con pantoques lo convierten en un juguete. Javier ha desarrollado el molde del N49 a partir de ahí, redondeando los cantos y reduciendo el arrufo de popa fundamentalmente, lo que da mayor linea de agua y dulcifica el comportamiento.   


El resultado es un kayak muy polivalente, que sirve tanto para meterte en líos entre rocas como para travesía, a una más que correcta velocidad medida (especialmente si hay movimiento). Hay en este blog varias entradas anteriores que he ido colgando aquí durante las mil millas de navegación que le he hecho. Pongo algunos enlaces a continuación, para no repetirme:

Una de las consecuencia de todo lo anterior es que ahora que ha llegado el momento del lanzamiento oficial del modelo, su nombre definitivo sea N50. Esta es la denominación que le hace justicia, es un nombre redondo que indica su eslora y lo sitúa en el sector de kayak al que pertenece: kayak de travesía corto.


Por sus volúmenes resulta muy seguro para jugar en las olas y surfea muy bien. Dependiendo de la constitución del kayakista, cada cual podrá optimizar su rendimiento en variados ambientes marinos. Es una ventaja que este barco pueda personalizarse para acomodar a palistas muy distintos, antropométricamente hablando.


Lo dicho, desde ahora N50.